10.1 C
Buenos Aires
martes, junio 28, 2022
spot_img

¿Cómo Funciona una Planta de Logística de ultima Generación?

Es una verdadera expansión de una planta productiva farmacéutica. Con una inversión cercana a los u$s5 millones, se inauguró en Benavidez en 2018.

“Logística es tecnología”, argumentan los directivos de Andreani. La visita a la planta CyPE (Canales y Productos Especiales) que la compañía tiene en Benavidez deja en claro que el futuro del sector va a estar en la innovación constante. Con una inversión cercana a los u$s5 millones, se inauguró en mayo de 2018, tiene 25.000 m2 dedicados al comercio farmacéutico y 5.000 m2 enfocados en los llamados “productos especiales”, esos medicamentos de alta dificultad para tratamientos oncológicos o enfermedades raras.

Esta clase de productos nace como consecuencia de la evolución de la industria farmacéutica a escala mundial, que viró del modelo clásico de negocios con gigantes volúmenes de medicamentos de bajo precio con el propósito de enormes poblaciones, hacia el desarrollo de medicamentos de innovación orientados a necesidades particulares. Medicina personalizada, para patologías bastante concretas y que va del laboratorio a las manos del paciente. Elaboraciones de gran complejidad cuyas propiedades son el bajo volumen, el elevado valor unitario y el canal de repartición física especializado, que empezó a demandar procesos basados en los más altos estándares de calidad, estabilidad y servicio.

La CyPE funciona como una planta de operaciones logísticas de última generación y a la vez como una verdadera expansión de una planta productiva farmacéutica. Los grandes laboratorios tienen ahí una especie de “embajada”, como grafica Lucas Capuano, Director Comercial del segmento Salud de Andreani. Por cierto, sus sistemas de facturación y control de stock funcionan en sintonía y de modo automático.

La planta tiene capacidad para guardar 3.700 pallets y añade un férreo criterio de segregación total de zonas en la operación (área sucia y área limpia), ropa y calzado especiales en función al tipo de región, cuenta con vehículos utilitarios exclusivos para la distribución física, está plenamente climatizada (en superficies de entre 2 y 8°C y entre 15 a 25° según las necesidades del producto) e implementa diversas medidas para eludir cualquier tipo de contaminación.

El punto mayor de la visita es el VLM, un sistema de gran complejidad que, por medio de la automatización, se incrementa un 10% la función de almacenamiento y agiliza hasta un 30% el tiempo de preparación de pedidos. Al suplir la labor manual, previene la manipulación de los productos que guarda en su “almacén vertical”.

El VLM obtiene los pedidos por sistema y automáticamente empieza a llevar los medicamentos hacia el colaborador, evitando que se traslade para buscar la mercancía y permitiendo realizar hasta 24 pedidos en simultáneo, describió Santiago Zumárraga, Gerente de Operaciones CyPE. Cuando el colaborador tiene el medicamento, otro proceso le sugiere en qué contenedor debería colocarlo para terminar la preparación del pedido.

Andreani pertenece a los grandes jugadores del mercado farmacéutico, con una colaboración en el total del 60% y capacidad para repartir 400 millones de medicamentos por año. Hace solo unos días ha sido uno de los partícipes en la tarea Sputnik V. Convocados por el Ministerio de Salud, después de una plática en la que la compañía ofreció su composición logística en forma de donación, se ocupó del traslado de las 300.000 dosis provenientes de Rusia, dispuso 56 thermopallets con vacunas en 3 semirremolques super congelados a una temperatura de entre -18° y -30°, las condujo a partir del aeropuerto de Ezeiza para almacenarlas en una cámara particular en Avellaneda, las ingresó al sistema de stock, y después hizo la preparación de los peticiones y el reparto hacia todo el país.

Centro Inteligente

El segundo paso de la visita ha sido el recorrido al Centro Inteligente de Transferencia, que funciona a unos 10 min de ahí y que procesa 8.000 paquetes por hora. Tarjetas de crédito, teléfonos, colchones, cajas con golosinas, máquinas, herramientas, se deslizan a un ritmo frenético a partir de los sistemas de categorización hacia las manos de los operarios y operarias y las cintas transportadoras, antes de ser dispuestos en los camiones para ser despachados a algunas de las 140 sucursales. La compañía cuenta con más de 9.000 ayudantes y transportistas en Argentina y Brasil y 3.700 vehículos que permanecen incluidos al sistema de trazabilidad online y ontime, que recopila información de todos los sistemas internos y permiten al comprador tener visibilidad a lo largo de toda la cadena logística, desde la recepción hasta la entrega.

El año 2020, y su lógica de pandemia mundial, llevaron a un importante incremento en la proporción de envíos de +100%, lo cual motivó la adhesión de más de 1.000 ayudantes y un aumento de 500% en la función de procesamiento. Con una cantidad del mercado del e-commerce cercana al 25%, en Andreani avizoran un 2021 con igual tendencia y un alza de hasta 20% en los demandas, impulsada por la aparición de novedosas categorías que irrumpieron con fuerza en el negocio electrónico (como Alimentos, tradicionalmente vinculada a la compra presencial).

De esta forma es que está proyectada una inversión de u$s60 millones en los siguientes meses para renovar las plantas, producir nuevas sucursales y apuntalar el proceso de innovación. “Logística es tecnología”, resumió Verónica Zampa, Gerenta de Comunicaciones y Sustentabilidad. En la compañía esperan que el nuevo salto tecnológico aporte más clasificadores inteligentes de mercancía, una flota de vehículos más sustentables y la adopción de procesos internos automatizados de vanguardia, entre otras cosas.

Latest news

Puede Interesarle

- Advertisement -spot_img

Mas Noticias