9.9 C
Buenos Aires
miércoles, junio 29, 2022
spot_img

La logística en el sector del transporte y su importancia

En este post vamos a hablar acerca del valor de la logística en una compañía y como el uso incorrecto de algunos términos relacionados, pueden dañar al desarrollo de la actividad de manera negativa. En el día a día es recurrente el empleo de los términos transporte, logística y cadena de abasto y es común confundir su uso.

El transporte es el desplazamiento de mercancías de un espacio a otro. Se limita a la actividad de movimiento y, por consiguiente, deja al margen varias labores que se englobarían dentro del criterio de logística. El transporte efectúa los movimientos de la mercancía y la logística gestiona dichos flujos por medio de labores de planificación. Algunos conceptos que se engloban en la logística son el acondicionamiento del producto para su transporte, el almacenaje, la preparación de peticiones, etcétera.

La cadena de abasto es la actividad universal en este proceso logístico. Está en un grado mayor a la logística y el transporte. Algunas de las ocupaciones que encierra son el aprovisionamiento de materias primas y suministros, el diseño del mapa del transporte, el control de la demanda y su previsión, la ubicación de almacenes y centros de repartición, etcétera.

La zona de la logística tiene una trascendencia determinante en todos los sectores de la economía y en toda actividad empresarial. La logística posibilita a las empresas y clientes estar abastecidos en todo instante de esos productos que requieren.

La competitividad y exigencia del mercado presente hace necesario implantar modelos logísticos basados en la eficiencia y la unión de procesos, con el fin de minimizar tiempos y costes.

La logística integral encierra todos los procesos necesarios para que el servicio logístico sea eficiente, por medio de la coordinación y la gestión de la información de todos los procesos y movimientos desde el prooveedor hasta el cliente final.

La importancia de la logística en una empresa: Cinco actividades clave en un proceso logístico integral:

Control de inventario

Es el grupo de todos los procesos de abasto, almacenamiento y accesibilidad de las mercancías para garantizar su disponibilidad, minimizando los costes de inventario. Engloba su administración, el registro de porciones y la localización de las mercancías, y la mejora del abastecimiento.

Se necesita examinar los motivos por los que se generan diferencias de inventario y intentar de solucionarlos. Un conveniente control de inventario dejará mejorar la contestación y el servicio al comprador.

Operaciones en el almacén

Son todas las tareas, actividades y procesos operativos que se llevan a cabo dentro del propio almacén.

El objetivo es reducir errores, maximizar la calidad frente al comprador, mejorar la productividad y coordinación de los recursos materiales, como estanterías, carretillas y herramientas informáticas, inmateriales, como los procesos organizativos, y humanos, los diversos empleados que participan en los procesos. Los almacenes capaces de conseguir dichos fines lograrán desarrollar una ventaja competitiva frente sus competidores.

Transporte en la última milla

El transporte en la última milla es ese llevado a cabo en el último recorrido antes de ser entregado al cliente.

Los 3 componentes particulares en esta clase de viajes son la frecuencia de envíos y el volumen de peticiones, la dispersión geográfica y las condiciones de entrega.

La mejora en dichos procesos, incidiendo en la destreza, velocidad, calidad de entrega y sostenibilidad, es clave para lograr competir en este tipo de transporte.

Trazabilidad

Es la ubicación geográfica y temporal de los diferentes demandas, lo cual posibilita “trazar” el proceso logístico completo (fabricación, almacenaje y transporte). En la actualidad, la trazabilidad de las mercancías se hace mediante sistemas de información adaptados a cada tipo de actividad.

Logística inversa

Se basa en la recuperación de los residuos originados a lo largo del proceso logístico. Se ocupa de la recuperación, y subsiguiente reciclaje, de envases, embalajes y residuos; así como el retorno de los excesos de inventario, devoluciones de consumidores, mercancía obsoleta o estacional.

Entre los beneficios de una correcta logística inversa se hallan el cuidado ambiental, la reducción de coste por la minimización de trabajo de recursos y la mejora de las interrelaciones entre proveedores y consumidores.

Latest news

Puede Interesarle

- Advertisement -spot_img

Mas Noticias